Advertencia para mi hombre indicado

No quiero que te confundas.
Debes saber que yo tampoco sé cuánto quiero que me conozcas.

El café lo prefiero sin azúcar, ¿podrás soportar tanta amargura? También odio los lunes como la mayoría de las personas, pero no vayas a pensar que no podrás sacarme una sonrisa en las mañanas. A pesar de que nunca elijo ponerme tacones porque son incómodos, siempre me pondré en tus zapatos sin que me lo pidas. Piso chueco al correr, no podré escapar de ti fácilmente. A veces me subo a los taxis y olvido indicar el lugar al que voy, pero sé que siempre llego donde me lo propongo. Invariablemente dejo de recordar la trama de una película al mes de verla, lo bonito es que podré volver a disfrutarla y sorprenderme como la primera vez. Prometo disfrutarte en cada encuentro.

Insisto: “…y sorprenderme como la primera vez”. Me pasmo de emoción ante todo. Como una niña, guardo algo de inocencia para sentirme viva. No te vayas a asustar, pero canto y actúo frases de películas y series que van acorde a la conversación. Por favor, no vayas a decir que no te lo advertí, sé que te acostumbrarás. A veces digo “a veces” para engañarme, en realidad es siempre. Cuando nos conozcamos no creerás si te digo que no consigo quedarme quieta. El aburrimiento es mi aliado y será tu mayor oponente, me gusta hacer cosas nuevas y espontáneas. No querrás que me aburra, ¿verdad? No te sorprendas cuando cambie de géneros musicales de forma seguida o cuando veas los diez libros empezados a la vez. Todavía no estoy segura si quiero que me conozcas tanto.

No necesitas ser poeta, con tener buena ortografía ganas un punto extra. Tengo pocos amigos reales y son perfectos, te van a caer bien. Olvido rápidamente qué iba a hacer en el momento, como por ejemplo, lo que iba a escribir ahora. Sueño con ser ambidiestra; a veces puedo ser muy extraña. No me regales muchos chocolates, soy adicta a ellos y te culparé por hiperbolizar mi cuerpo. Tus palabras dulces serán un buen reemplazo. Casi olvido mencionar que amo dormir, ya te darás cuenta. Me gusta pintarme el pelo de colores, maúllo y hablo spanglish todo el tiempo, menos mientras escribo esto, no quería arruinar nuestra primera impresión.

Ahora que me he desnudado en palabras, tampoco sé si quiero conocerme tanto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close