Es bonito tener pareja cuando entiendes de qué va

He recopilado ciertas ideas a partir de experiencias propias:

1. Si no quieres dar tu 100%, step back.
Una relación que inició porque sí no llegará a ningún lado. Es mejor estar dispuesto a trabajar en una y vivir el feeling a flor de piel, de lo contrario, será aburrido y/o alguien saldrá corneado (#CasoExtremo). Son esas relaciones que duran de tres a cinco meses máximo.
Reitero: si no quieres. Podrá llegar el momento en el que simplemente te confiaste y está turra la cosa, sin embargo, amas a esa persona y quieres revivir la chispa. Vale la pena. Es importante identificar si se trata de eso o si es que de verdad no te importa la relación. Comunica tu postura, no le hagas perder el tiempo a nadie, a menos que ambos estén de acuerdo con vivir un noviazgo mediocre. Y si los dos tienen la misma idea (loca de remate) de querer casarse, háblalo también. Pero si discrepan… Ayayay.

2. Estar enamorado no es celebrar todo del otro.
Defectos tendrá, es importante que converses lo que te molesta en ese momento. Después se arma una bola de wákalas y explotarás. Sobre todo si se trata de celos. No celes por las huevas ni te dejes celar por nimiedades. (Celar. #PalabrasQueOdio) ¿Te celan? Si es una persona warever que te está echando los perros, date tu espacio un chance, obviamente, y déjale a esa persona las cosas en claro. ¿Es un amigx de toda la vida, no hay nada ni hubo algo entre ustedes y tu pareja quiere que dejes de hablar con esa persona? ¿O simplemente es un nuevo amigx? Aguanta, pana. No lo hagas. Va más allá de que pareciera que te quiere controlar, y digo pareciera porque no eres un títere. Te estarías desvalorando, es un triste gesto de sumisión acicalado por un “¡Te amo, lo haría todo por ti!”, y, darling, esos son issues internos tuyos. Hay prioridades: ámate primero.

3. Das lo que tienes.
Comienzo esta idea con el final de la anterior: ámate primero. No puedes ofrecer algo que no llevas contigo, no puedes amar a alguien si no te amas a ti mismo. Igual con el respeto y un sinnúmero de valores. Atraes lo que eres. Algo lámpara de esto es el círculo vicioso de parejas parecidas y su frase favorita: “Todos los hombres/mujeres son iguales”. Adivina quién tiene que transformarse para no atraer el mismo bullshit. Está más claro que albino en el sol.

4. Sé tú mismo.
Es una cagada estarte aguantando decir palabrotas, dejar de comentar algo, cambiar tu forma de vestir, no contar chistes agrios porque a tu pareja le da vergüenza ajena, qué sé yo. No te minimices, maximízate, sobre todo en la etapa de conquista. Qué pena enamorar a otra persona emperifollado de falsedades, peor si mientes sobre tus gustos. Si es que es meant to be, química y amor habrá así te guste comer en huecas y a la otra persona no, o si es que prefieres escuchar punk, mientras que tu pareja, ópera. Nomás preocúpate si no le gusta el bolón… Con eso no se juega.

5. Tener pareja no te hará feliz.
Elemental, mi querido Watson. Esto va de la mano con el numeral 3. La felicidad no la encuentras en nada ni nadie más que dentro de ti. ¿Cómo vas a pretender echarle la responsabilidad de tu propia felicidad a una persona que no te conoce tanto como tú? Conozco gente perdida que tiene pareja y gente soltera que sabe disfrutar. Tener pareja es un recurso más para explorar otros niveles de felicidad.

6. Vive tu relación solo por hoy
Esa típica analogía de que el amor es una planta que hay que regar día a día para que crezca es cierta. No importa cuánto te esforzaste de ayer hacia atrás, importa el hoy. O sea, a ver, sí importa, tiene valor; no obstante, si en el ahora no demuestras tu amor… Amor no es amor hasta que no le llegue a la otra persona. Levántate todos los días con la misión de hacérselo llegar. Solo por hoy. Dedícale una canción, compártele un meme, cáele de sorpresa a la casa, regálale un fucking chicle… Las demostraciones de amor son perennes. Tampoco sofoques a tu pareja, pues. El espacio personal es la gloria, los días en los que prefiere hacer otras cosas en lugar de verte son necesarios.

Para concluir:
1) Sé libre para tener una relación con libertad y comunicación. Las cosas se hablan. Muchas veces por miedo a que la otra persona se enoje dejas pasar detalles, pero el tiempo al final te pasa factura. 2) Ninguna relación es igual a otra. Cada una tiene su magia, no te compares con nadie. Deja de lamentarte viendo Instagram y preguntándote por qué esa pareja es de “equis” forma. Carambas. 3) Interioriza tus relaciones pasadas. ¿Qué no funcionó de ti? Eso, enfócate en ti, la otra persona nunca tuvo nada que ver más que plantearte un aprendizaje. Agradécele por eso.

Tenkiuverimoch a mis amigos y familia por alimentar este texto. Ustedes saben quiénes son.

Sí, usé la palabra “emperifollado”. Bai.

 

4 comentarios en “Es bonito tener pareja cuando entiendes de qué va

  1. Love it! Sabias palabras

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close