Amor propio: Encontré lo que había estado buscando

Amor propio - Valeria Constante

Todos compartimos en nuestras historias imágenes con frases o survival kits para aumentar el amor propio. ¿Pero cuántos realmente lo llegamos a sentir o a poner en práctica a conciencia? Estoy escribiendo esto porque hice algo que nunca había hecho antes, algo de lo que si la Valeria de hace cinco, o por qué irme tan lejos, dos años, lo hubiera visto, no lo habría creído.

Siempre he tenido las siguientes preguntas: ¿En qué momento exacto de mi vida –infancia– me quebré? ¿Quién y qué me dijo para yo misma haberme maltratado psicológicamente durante tantos años? O quizá no me dijeron nada y solo pasó algo que nunca volveré a revivir a menos que me hipnoticen o hagan algún tipo de regresión.

Algo primordial en este proceso es la relación que he tenido con mi cuerpo, ya lo he hablado antes aquí. Te invito a leerlo antes de continuar para comprender mejor lo que he vivido. Si eres perezoso o no te da la gana de leerlo, te lo resumo: de niña era obesa, luego adelgacé por gracia de mi dios y mi kristo y desde entonces he subido y bajado con dietas, lack of dietas, ejercicio y métodos no saludables, dependiendo de mi estado de ánimo.

No sabría decir una fecha exacta, pero creo que desde hace cuatro años dejé de odiarme for real. Antes de eso, me veía al espejo y me decía cosas feas. Era mi propio «Espejito, espejito, ¿quién es la más horrible del lugarcito?» No odiaba mi nariz, por ejemplo, pero desde que era niña me decían que era horrible y que lo mejor que podía hacer era operarme. No lo hice ni pienso hacerlo, tenía baja autoestima, pero para mí siempre fue una nariz que cumplía su función: respirar y botar mocos. Era, es, mi nariz.

Es más fácil amarse cuando tienes cambios físicos para bien, como cuando te transformas de gorda a flaca. Pero me pasó que incluso estando delgada, me veía y decía que no era suficiente. O enfocaba mi mala energía en psicoaspectos, si es que esa palabra existe. Me odiaba por ser sensible, impulsiva, egoísta, poco sociable, ansiosa, insegura, y podría seguir. También me juzgaba por lo que no podía hacer o no sabía en cuanto a conocimientos. Y es que cuando estás comprometido a no quererte, la creatividad vuela.

Esta semana fue mi primer día de trabajo en esta ciudad que me ha adoptado como suya. He recibido el apoyo y buenas vibras de mis amigos de aquí y de Ecuador, sin embargo, no se compara con el abrazo y beso de mi familia que me habría dado de estar allá. En mi casa española #SoySola. O al menos eso pensaba. Entré al baño para lavarme los dientes antes de salir, me vi al espejo y me dije: “You is kind, you is smart, you is important” de la película The Help. Mentira jajajajaja me dije un intento vago de esa frase porque no me acordaba ni mierda cómo era, así que me vi a los ojos y sin pensarlo, de manera impulsiva, me dije en voz alta: “You linda, you important, you matter” (en spanglish cavernícola porque lo chola ni las Europas me lo quita). Puede parecer tonto, quizá si tampoco te has querido me puedas entender mejor que el resto. Espero que nadie me comprenda y se sienta afortunado de no hacerlo.

The Help - Amor propio

Acto seguido pensé: “Wow, qué me acabo de decir”. Y no le quise dar mucha vuelta, no era nada malo, sino todo lo contrario. Fue bueno, cero forzado, me nació. Ese «Espejito, espejito» sigue en mí. El mismo poder que tengo para destruirme es con el que me abrazo. Me tengo y no me quiero perder. No tengo la fórmula. No sé qué hice. Solo sé que hoy pude verme al espejo para decirme un halago y no un “qué horrible soy”. La parte de mi personalidad hace muchos años atrás la acepté y la amo. También he notado que no estoy traumada con mi cuerpo anymore. A ver, no trago descontroladamente, sigo teniendo “comidas emocionales” y sé reconocerlas. Sé cuándo parar. Sé cómo cuidarme y lo hago. Tampoco tengo la fuerza de voluntad para vivir de ensalada otra vez, por ahora quiero disfrutar con medidas no extremas. Cada vez me siento mejor conmigo misma y espero fortalecer más este amor propio que toda la vida había soñado encontrar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s